3 jul. 2008

Pensamiento del 03/07/2008.

"«Dios es luz en mí, los ángeles son el calor, los hombres son la bondad», repetir tres veces. Después: «Dios es luz en mí, mi espíritu es el calor y yo soy la bondad», repetir tres veces.
Estas fórmulas que nos dio el Maestro Peter Deunov son afirmaciones. «Yo soy la bondad». En efecto, incluso el malhechor terminará volviéndose bueno, si repite estas palabras con convencimiento y un deseo sincero de mejorar. Los humanos no
conocerán ni comprenderán nada de Dios mientras no sientan que Él se halla en ellos como vida, como fuerza, como amor, como luz. La verdadera revelación está ahí, en la sensación, la certeza de que el Señor se halla en nosotros y que estamos fusionados con Él,que no existe ninguna separación entre Él y nosotros.
Estas fórmulas del Maestro Peter Deunov recuerdan ciertas palabras de Jesús, que son también poderosas afirmaciones: «Mi Padre y yo somos uno», «Mi Padre celestial trabaja, y yo también trabajo», «Yo soy la resurrección y la vida», «Yo soy la luz del mundo.» Estas frases que Jesús pronunció representan la meta que debemos, nosotros también, alcanzar con el fin de llegar a ser verdaderamente hijos de Dios."


Omraam Mikhaël Aïvanhov

2 comentarios:

darYrecibir dijo...

wow, qué belleza, celebro enormemente este encuentro, gracias, muchas gracias!

Kyra Gaus dijo...

¡Gracias al Padre en tu espejo!

Abrazos de Luz,
Kyra