6 jul. 2008

Pensamiento del 07/07/2008.

"La abeja es un símbolo del Iniciado que ha aprendido a transformar, sublimar e iluminar todo en él para fabricar miel.
El panal se halla en su interior, y la miel, son estos elementos más puros, más sutiles que emanan de todo su ser, sus emanaciones.
Cada ser está llamado a buscar y extraer una quintaesencia de sí mismo con el fin de transformarla en miel. Para ello debe trabajar con el intelecto, el corazón y la voluntad, porque el intelecto, el corazón y la voluntad son los instrumentos gracias
a los que puede realizarlo todo en su alambique interior. Y también ésta es la verdadera alquimia. El verdadero alquimista ha aprendido una cosa: cómo convertirse en una abeja, cómo extraer lo mejor de todo lo que se encuentra en la naturaleza y
en especial en los seres humanos. Les mira, les habla y cada uno de ellos es una flor de la que extraerá el néctar para preparar miel."

Omraam Mikhaël Aïvanhov

No hay comentarios: