30 nov. 2010



Padre. Gracias por este día, por la luz de la luna, y este cielo estrellado.
Envía esta noche un ángel para protegerme durante el sueño.
Bendito seas.

No hay comentarios: