30 sept. 2010

A los gobernantes del mundo

Si queremos cambiar lo que no nos gusta de lo que vemos, comencemos a cambiar desde adentro.

2 comentarios:

Olga i Carles dijo...

Claro, sólo así se consigue el respeto y el amor para la entrada en Jerusalén.



Gracias.

Kyra Gaus dijo...

Gracias al Padre en tu espejo.

Abrazos del alma
Kyra