26 ene. 2010

Sanador del Alma

Mercurio retrógrado es un período de mantenimiento, ideal para volver a revisar todo lo que no hemos logrado en los últimos meses.
El planeta Mercurio está asociado con el dios Mercurio/Hermes que es el ‘dios de lo inesperado’ y las divinas coincidencias. Hermes/Mercurio es el creador de espacios nuevos y sagrados.

Mercurio retrógrado es inevitable, independientemente de nuestros mejores planes; podríamos tener una muestra de suerte inesperada de una manera fortuita tipo medicina coyote. Mercurio nos hace ir de picnic en medio de la lluvia torrencial y divertirnos. Se nos invita a ser fluidos en nuestro día y permanecer flexibles, teniendo tantos planes de respaldo como sean necesarios. Cada vez que las cosas parecen “atascadas”, Mercurio/Hermes introduce un movimiento fluido rociado con pedacitos de sorpresa. Mercurio retrógrado está referido a desatascarse en pensamiento, en obra y en sueños olvidados.

Mercurio retrógrado puede ser un gran sanador del alma. Les pide que observen lo que no desean atender, lo que no quieren aclarar, lo que no quieren sanar. El mensajero alado se sienta a reflexionar sobre lo que debería estar haciendo, lo que podría estar haciendo, lo que se suponía que debía hacer. Mercurio retrógrado es un mágico momento de desaceleración, de detenerse y oler las flores. Les pide que presten especial atención al detalle, a lo pequeño y diminuto.

Les pide que enfrenten todo lo que tienen miedo de recordar, de llegar a ser, de hacer. Llamen a las personas con quienes no han hablado en meses o años o décadas. Miren atrás en el tiempo, pero no se laman las heridas.

Prepárense para sembrar nuevas semillas en su alma. El tiempo los invita a caminar por el pasado, imagen por imagen, memoria por memoria. Sin ningún arrepentimiento por lo que fueron o lo que hicieron. Permitan que este Mercurio retrógrado los rejuvenezca, los lleve de vuelta a cuando eran niños de maravillas. Recuperen su juventud a través de sus recuerdos, y luego conviertan esos recuerdos en polvo de hadas y espolvoréenlo en su vida. Vean al niño en todos los que los rodea y jueguen como si su vida dependiera de ello.

Conforme los envuelven las vibraciones de Mercurio, ellas los acompañarán a la tierra de muchos nudos (muchos nos). En esta tierra de muchos nudos (muchos nos) les piden que observen lo que todavía los ata en su cuerpo, lo que todavía los ata en su corazón, lo que todavía los ata en su alma.

Mercurio retrógrado les pide que observen lo que no quieren encarar, lo que no quieren aclarar, lo que no quieren sanar. Mercurio, el mensajero alado, tiene una ligera cojera en este momento, en tanto se sienta sobre una piedra invitando a las aguas sagradas de la fuente sanadora a que fluyan por sus líneas de estrés. Se sienta ahí ponderando lo que debería estar haciendo, lo que podría estar haciendo, lo que se suponía que debía hacer. La tensión sobre sus pies alados exige que desacelere su energía, al caminar, al pensar.

Mercurio retrógrado es un momento mágico para ir más despacio, o para detenerse, para oler las flores de su vida. Les pide que presten especial atención al detalle, que presten especial atención a lo pequeño y diminuto. Vuélvanse como un ratón y vean de cerca lo que necesita tratarse.

El tiempo los invita a su lado mientras camina por el pasado, imagen por imagen, memoria por memoria, pensamiento por pensamiento. El espíritu del Tiempo los lleva más allá de las finas líneas del escrutinio. Nada de lamentos acerca de quienes fueron, lo que fueron o lo que hicieron.

Cada hebra suya está tejida en el hermoso tapiz que son ahora e incluso aunque no vean la belleza reflejada en sus propios ojos, verdaderamente llega como un espejo desde la Fuente. Dejen que quienes los rodean reflejen esa belleza con su bondad.

Ustedes son hijos de Dios. Son hijos del Universo. Hónrense como tales. Honren a quienes los rodean en todas sus elecciones. Las personas están atrapadas e inmersas en las arenas movedizas de sus pensamientos. No están escuchando y no oyen la aflicción de ustedes, ya que su sonido interno es en sonido estereofónico digital Dolby.

Permitan que este Mercurio retrógrado los rejuvenezca, que los lleve atrás a cuando eran niños de maravilla, niños de gracia. Recuperen su juventud a través de sus recuerdos y luego cambien y tamicen esos recuerdos en polvo de hadas. La juventud es ante todo un estado mental, luego un estado del corazón y después un estado del cuerpo. Denle tiempo a su cuerpo para que se ponga a tono con sus pensamientos juveniles. Vean al niño en todos los que los rodean y jueguen como si su vida dependiera de ello – porque es así. El rejuvenecimiento les da vida, la risa les da más vida y amar les da la vida entera.

MERCURIO RETRÓGRADO 2009-2010

Mayo 6-30, 2009
Septiembre 6-29, 2009
Diciembre 26, 2009 – Enero 15, 2010
Abril 17, 2010 – Mayo 11, 2010
Agosto 20, 2010 – Septiembre 12, 2010
Diciembre 10-29, 2010


Gillian MacBeth-Louthan

No hay comentarios: