12 abr. 2008

El Shema Israel y sus Bendiciones

El primer versículo: "Shemá Yisrael Adonáy Elohénu Adonáy E´jad" -Escucha Israel, el Eterno nuestro D-os es Uno (Deuteronomio 6:4) - es la declaración del principio fundamental de la fe judía, la creencia de un D-os único (monoteísmo). Originalmente, la obligación de recitar Shemá consistía en recitarlo dos veces diarias, a la mañana y a la noche, es decir, una vez en las Plegarias Matutinas y una en las Vespertinas. Las dos recitaciones adicionales mencionadas antes fueron instituidas más tarde, en la época Talmúdica, cuando los judíos eran víctimas de persecuciones religiosas y se les había prohibido recitar Shemá durante los servicios públicos en las sinagogas. Bajo el reinado del Rey persa Jezdegerd II (438-57 de la Era Común), se les prohibió a los judíos proclamar su creencia en un solo D-os en público.



Shemá, incluyendo Ve ahavtá hasta Uvishareja (Oye Israel.. y amarás...) (Deuteronomio 6:5-9) : aceptación del yugo de la supremacía Divina (Kabalat ol maljut shamayim), el amor incondicional a D-os y la santificación de Su Nombre, los principios de la fe con la obligación del estudio de la Torá y de su transmisión, el Precepto de ponerse Tefilín y colocar Mezuzá. En este párrafo Moisés se dirige especialmente al individuo judío;

Ve-ahavtá et Adonáy elohéija bejól levavjá ubejól nafshejá ubejól meodéja: vehayú hadevarím haéle ashér anojí metzavjá hayóm al levavéja: veshinantám levanéija vedibárta bam beshivtejá beveitéja ubelejtéja vadérej ubeshajbejá ubekuméja: ukeshartám leót al yadéja vehayú letotafót béin einéja: uj-tavtám al mezuzót beitéja ubish-aréija:

Y amarás al Señor, tu D-os, con todo tu corazón y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que Yo te mando hoy estarán sobre tu corazón, y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte y al levantarte. Y las atarás como señal en tu brazo, y estarán como recordatorio entre tus ojos (Tefilin); y las escribirás en los postes de tu casa y en tus puertas (Mezuzá).



Fuente:
http://www.madregot.com

2 comentarios:

Anjana dijo...

Aun no se lo que es, pero mi corazón y mi alma cuando se habla y veo Israel, Palestina lloran y sienten en extremo en ocasiones. El Shemá y El Shalom Chaverim son canciones que hacen brotar en mi lágrimas que no comprendo a qué vienen pero urgen salir... Estoy en ello... en saber por qué reacciono así... pero es algo como una vuelta a casa... algo que extraño mucho y me falta... Gracias

Kyra Gaus dijo...

Gracias por compartir tu sentir...
Sin duda somos UNO en Dios.

Abrazos de Luz,
Kyra