19 feb. 2008

Pensamiento del 19/02/2008.

Un sujeto, un verbo y un complemento, de este modo es cómo generalmente se define una frase. El sujeto es el que actúa; aquél sobre el que se actúa es el complemento, y el verbo que indica esta acción hace de unión entre los dos. Es el verbo quien une. Sin él, no se produce nada. En la gramática espiritual, el sujeto es Dios, la fuente de vida. El complemento es el hombre, o la tierra que recibe la savia de la vida. El verbo, son por lo tanto los espíritus angelicales que unen el mundo físico con el mundo espiritual.
Dios, los ángeles y los hombres, es decir el mundo divino, el mundo espiritual que es el mundo intermediario y el mundo físico. En la gramática espiritual, son por tanto los ángeles quienes ocupan el lugar del verbo: son los intermediarios entre
el mundo divino y el mundo humano. Por esto precisamente se les
llama «ángeles», es decir mensajeros."

Omraam Mikhaël Aïvanhov

No hay comentarios: