30 ago. 2011

Oraciones y Meditaciones.



¡La alabanza sea para Ti, oh Señor mi Dios! Te suplico, por Tus signos que han abarcado la creación entera, y por la luz de Tu semblante que ha iluminado a todos los que están en el cielo y en la tierra, y por Tu misericordia que ha sobrepasado a todas las cosas creadas, y por Tu gracia que ha cubierto todo el universo, que desgarres los velos que me separan de Ti, para que me dirija presuroso al Manantial de Tu potente inspiración y al Amanecer de Tu Revelación y Tus generosos favores, y pueda ser sumergido en lo más profundo
del océano de Tu proximidad y Tu complacencia.

No permitas, oh mi Señor, que sea privado del conocimiento de Ti en Tus días, y no me despojes del manto de Tu guía.
Dame de beber del río que es en verdad la vida, cuyas aguas han surgido del Paraíso (Ri ván) en el cual fue establecido el trono de Tu nombre, el Todomisericordioso, para que mis ojos sean abiertos, mi rostro sea iluminado, mi corazón confirmado
y mi alma esclarecida, y se hagan firmes mis pasos.

Tú eres Aquel Quien desde siempre, mediante la fuerza de Su poder, ha sido supremo sobre todo, y ha podido, por la acción de Su voluntad, ordenar todas las cosas. Nada en absoluto, ni en Tu cielo ni en Tu tierra, puede frustrar Tu propósito.
Entonces, oh mi Señor, ten misericordia de mí, por Tu bondadosa providencia y generosidad, e inclina mi oído hacia las dulces melodías de las aves que cantan su alabanza a Ti, en las ramas del árbol de Tu unicidad.

Tú eres el Gran Dador, el Siempre Perdonador, el Más Compasivo.



Oraciones y Meditaciones.
Revelado por: BAHÁ’U’LLÁH
Traducido del original persa y árabe
al inglés por
Shoghi Effendi

No hay comentarios: