1 ago. 2010

Pensamientos del Maestro Beinsá Dunó sobre las Oraciones



Orar significa dirigir tu mente, tu corazón, tu Alma y tu Espíritu hacia aquella Fuente de la Vida de donde has salido.

Rezar significa pensar en Dios.

La oración más bella consiste en pensar en Dios como la Fuente de la Vida.

En la oración se debe insistir hasta que se pierda la disposición de orar, lo que significa que de algún modo u otro, positiva o negativamente nuestra oración ya ha sido respondida.

Quien quiere obtener algo de Dios, debe comprometerse, debe sacrificar algo de si mismo y lo que promete, debe cumplirlo.

Las oraciones de los seres humanos son necesarias para que bajen las elevadas energías del mundo invisible.

Cada oración es un acto de creatividad, pues crea las condiciones necesarias
para el desarrollo del Alma.


Es una condición para la evolución.

En la oración el Alma debe permanecer pura y vacía.

Toda oración debe vivirse. Una plegaria enviada sin Amor, Luz y Libertad, no tiene alas.

Basta con que dirijas tu oración hacia el Cielo y encontrarás miles de seres que pueden responderte.

Es una Ley: cuando alguien reza con fervor, junto con él rezan todas las personas con las cuales él esta en armonía.


Oración para cada día:

Señor, ilumina mi mente, bendiga mi corazón, aumenta mi voluntad, mi
memoria, mi fe para defender mi existencia y cumplir la misión con la que
he venido.
Señor, Te pido que me envíes Tu Espíritu para que introduzca en mi
corazón, en mi mente, en mi alma el fruto del Amor, la bendición de la
Alegría y la Paz: los pilares de tu paciencia y misericordia.
Amen.


Señor, Te pido que me envíes un ángel para que me enseñase a hacer el
Bien más minúsculo, para que me enseñase el Amor más mínimo, para que
me enseñase el conocimiento más pequeño, para que me enseñase a dar a
los demás la Libertad más pequeña, a mostrar la Misericordia más pequeña.
Amen.


Señor, para Tu Gloria, introduce en mis células el elixir de la vida y la
salud para poderte servir con alegría y regocijo.

Esta oración se acompaña con los siguientes movimientos: la mano izquierda se coloca sobre la parte izquierda de la cabeza y entonces se pronuncia la oración.


Gracias a Antoni y Silvia
Centre OMRAAM Reus

No hay comentarios: