30 dic. 2009

Nacimiento del Yo crístico

Solëika Llop
http://abriendoconciencia.blogspot.com/

Este es un ejercicio (de Alquimia Genética) con la Capa 3.5 del ADN, que acabo de recibir hoy, precisamente el día en que hemos formado una estrella de Belén viviente en Barcelona con un grupo de personas. Curiosa sincronicidad que el autor de este texto viera la misma estrella en su meditación. Vemos cómo él mismo interpreta sus visualizaciones. Nos describe asimismo su propio nacimiento crístico, es una experiencia realmente hermosísima y muy profunda que va a transformar completamente su vida. Entre paréntesis, mis comentarios.

“Subo las escaleras del templo y recojo a un niño que es mi hijo. Sigo subiendo y le salen unas alas y lo rodean unos ángeles. Lo entiendo como una necesidad, o es lo que estoy haciendo, de elevar mis pensamientos creativos hacia la 5ª dimensión.
Invoco a los Maestros. El Arcángel Miguel me regala una varita de muérdago, con virtudes mágicas. Invoco a mi pueblo celular. ..

Aparece un druida, está en absoluta oscuridad, sólo iluminado por una hoguera, va a realizar maldiciones contra los habitantes de otra ciudad. Le muestro la varita de muérdago y se tira hacia atrás, deteniéndose. Interpreto que estoy utilizando de manera incorrecta mis pensamientos creadores (pero también sus pensamientos alegres, espontáneos, frescos, libres de condicionamientos etc… eso es todo lo que representa el niño interior), sin realizar acciones constructivas, sino todo lo contrario. Le propongo unas alas para que se eleve y se marcha, pero antes me regala otra varita mágica, la junto con el muérdago.

Recito 9 veces el mantra de la 3 capa de mi ADN. El paisaje se transforma, ya se hace de día (sale el Sol de la consciencia). A lo lejos veo a niños jugando (al invocar 9 veces esta Capa la ha reordenado, eso hace que su niño interior se sienta atendido). Hay un palo muy alto del que cuelgan cintas de colores, cada niño agarra una y van bailando alrededor del palo.

Quiero plantar las varas que me han regalado, pero me doy cuenta que la tierra (su territorio psíquico) está reseca (falta amor en esta parte de su psique, no puede plantar en ella ninguna nueva realidad), está dura, es imposible plantar nada.

Me dirijo a los niños y les pregunto que cómo se puede solucionar eso. Me responden que jugando con ellos. Agarro yo también una cinta y vamos bailando. Mientras la danza se realiza la tierra se va sanando, veo como ríos (que representan su sensibilidad, su capacidad de amar, de sentir pero en relación con la Capa 3.5) congelados se deshielan (se acaba la frialdad ya que está energetizando esta parte de su psique), cascadas que vuelven a fluir, y flores (belleza, armonía) que nacen, envolviéndolo todo con mil perfumes.

Veo también niños (nuevos impulsos) que nacen. Le pregunto a una niña dónde puedo plantar el árbol y me conduce a un lugar que es como un templo (un lugar sagrado de su psique), pero hecho por la naturaleza. En el interior planto las dos varitas y rápidamente comienzan a crecer convirtiéndose en un sólo árbol de florecillas blancas. El árbol resplandece, comienza a desarrollar sus raíces, llenando por completo la Tierra (su tierra psíquica).

El árbol tiene la virtud de sanar heridas emocionales y llevar la felicidad (¡¡ qué hermosa autosanación ¡!). Veo como las raíces van creciendo hasta que llegan a un punto en el que hay unos seres que no las dejan avanzar. Les pregunto que quienes son. Son viejas heridas que se niegan a cicatrizar y sanar. Las identifico y perdono a los personajes que las interpretaron y a mí mismo (eso es pura alquimia). Las raíces pueden seguir avanzando y creciendo. La Tierra resplandece y es como si se elevara.

De repente, veo la estrella de Belén, ha sido increíble, no tengo palabras para describirlo, y solo he deseado que se multiplique por todos los lugares (de su psique). Veo a los tres reyes magos acercándose, y a Jesús recién nacido. Pido que se lleve la noticia a toda la Tierra, veo a gentes que se quedan paralizadas, que dejan lo que están haciendo para llegar hasta allí, seres de otras dimensiones (otros yoes suyos, los está reuniendo para celebrar su navidad interior) también vienen.

HA SIDO INCREÍBLE. Los maestros me piden al salir que mantenga la atención sostenida en el árbol que ha nacido.”

2 comentarios:

Arkha dijo...

Más sincronicidad. Hace tres noches soñe que andaba con un grupo de niños en un lugar verde y con césped, los niños cortaban flores blancas para llevárselas a alguien (una mujer adulta) las colocaban en montón y yo las recogía contra mi pecho y los seguía corriendo como ellos sin soltar las flores. Llegamos a una mansión de extraña arquitectura y después de colarnos por una rendija como vidriera entramos. Adentro había una especie de amable servidumbre. El sueño terminó sin ver a la persona principal, creo que era una hada o algo así.

alma dijo...

Por el arte de vivir...Feliz Año!