7 sept. 2009

De mi corazón a tu corazón

DESPIERTA LA DIVINIDAD
QUE HAY EN TI
Las leyes que rigen el Universo son infalibles vivimos regidos por el Principio de Vibración según el cual todo cuanto existe es Vibración, y lo que diferencia a una cosa de otra, a un plano de otro, es la velocidad a la cual vibra. Y según este principio, lo afín atraerá a lo afín, una vibración de un cierto nivel, atraerá indefectiblemente aquello que vibra a ese mismo nivel. Es por eso que el Universo nos proporcionará exactamente aquello que es afín con lo que emiten las vibraciones de nuestro ser, de nuestra mente, de nuestra alma.
¿Qué pensamientos acostumbras sostener en tu mente? ¿Qué sentimientos albergas de manera continua en tu corazón? ¿En cuál mundo estás decidiendo vivir en este momento? ¿Cuánto tiempo más deseas permanecer en él? Si no te agrada o no estás conforme con lo que hay ahora en tu vida, sé consciente de que eres tú mismo el que sostiene esa situación con tu propia energía.
Tienes una poderosa y enorme fuerza llamada intención, en aquello en lo que enfocas tu intención (ya sea consciente o inconsciente).
Tenemos libre albedrío. Tenemos concedido el don de ser tan desdichados o tan felices como elijamos serlo. El Creador nos dio libre albedrío, y nada puede interferir con lo que escojas para ti mismo. La vida es como una red interminable de carreteras, y a ti te fue dado el derecho de escoger por cuál transitar ¿Cuál estás eligiendo en este momento?
Tienes libertad de pensamiento, libertad de sentir, libertad de decidir.
¿Qué eliges?

No hay comentarios: