20 may. 2008

El Buda de la Medicina

Esta oración es muy profunda porque va dirigida a todos los seres de una forma ecuánime. Generemos el deseo sincero de que lo que estamos diciendo llegue a ser una realidad.
Que todos los seres posean la felicidad y sus causas.
Que todos los seres estén liberados del sufrimiento y de sus causas.
Que todos los seres permanezcan para siempre en el gozo.
Que todos los seres permanezcan en ecuanimidad, libres del apego y la aversión.


EL BUDA SANADOR
Si verdaderamente deseas conseguir la felicidad para ti mismo y para los otros, y quieres una vida feliz y con éxito, es muy importante que abras tu corazón y tu mente.

Estudia y analiza las filosofías y las religiones que no conozcas, especialmente las que enseñan sobre la mente. En el budismo, por ejemplo, encontrarás explicaciones increíblemente claras y completas de cómo la mente causa sufrimiento y cómo puedes entrenarte para erradicar el sufrimiento y sus causas. Estas enseñanzas te ofrecen la oportunidad de estar completamente libre de la muerte, el renacimiento y todos los demás problemas para siempre.

Es muy educativo observar cómo mucha gente gasta su tiempo recopilando estadísticas de cosas como la incidencia del bocio en un país determinado. Si hay valor en esta clase de estudio, cómo podrá ser de estupendo el estudio de las filosofías y técnicas de meditación que contienen la completa e inequívoca descripción de la naturaleza de la mente, la causa de la curación de la enfermedad, y cómo escapar del sufrimiento para siempre.

En oriente, la mente todavía está siendo estudiada y sus parámetros definidos, y la definición actual cambiará con un estudio complementario. Sin embargo, desde la definición de la mente, dada por El Completo Iluminado, que abarca cada aspecto de la existencia, no hay necesidad de revisarla o adaptarla.

Las enseñanzas del Buda sobre la mente explican las bases, el camino y el resultado de la interminable felicidad; y por el estudio de estas enseñanzas puedes obtener una gran felicidad para ti mismo y para los demás. El número de personas con la mente abierta va en continuo aumento, gente con un buen bagaje cultural sobre Oriente y Occidente están encontrando este estudio extremadamente beneficioso, y animo a todos a seguir esta línea de investigación.

La práctica que sigue es la del Buda de la Medicina, un ser completamente iluminado, y la razón para emprenderla es clara y simple. Cuando estás enfermo, no importa mucho el nombre que tu médico da a tu enfermedad, pero en lo que concierne a tu felicidad, lo más importante es encontrar una cura, especialmente una que no tenga efectos secundarios. En vez de verte atrapado en teorías y nombres complicados, simplemente visualiza al Buda de la Medicina y practica su meditación, cuyo propósito es curar la enfermedad que puedes estar experimentando en la actualidad y prevenir el surgimiento de cualquier otra. Es mejor hacer la práctica al amanecer, pero la puedes hacer en cualquier otro momento del día que prefieras

La motivación
En cualquier cosa que hagas, es esencial generar una motivación positiva. Por tanto piensa como sigue: «El propósito de mi vida es liberar a todos los seres conscientes de todos los problemas y de sus causas, que están en sus mentes, y conseguir para todos ellos paz y felicidad, especialmente la incomparable felicidad de la completa iluminación, que desesperadamente necesitan. Para ser capaz de hacer esto, mi mente y mi cuerpo tienen que ser perfectos, puros y sanos. Por tanto para beneficiar a todos los seres conscientes, que son como el espacio, voy a practicar esta meditación saludable».

La meditación
Visualízate con la forma de tu cuerpo ordinario, con tu corazón en el centro de tu pecho, invertido, orientado hacia arriba.

Dentro de tu corazón hay un loto blanco de ocho pétalos. En su centro hay un disco lunar, encima del cual está sentado el Buda de la Medicina en el aspecto de la suprema transformación.

Su santo cuerpo es claro y de la naturaleza de la luz azul oscura, y sostiene una planta arura en su mano derecha y un bol de mendicante en su izquierda.




Enfrente del Buda de la Medicina está la diosa blanca medicinal, Sabiduría Actualizada, a su derecha está la diosa amarilla medicinal, Riqueza Simultánea, detrás de ellas está la diosa del bosque rojo, Garganta de Pavo Real, a su izquierda está la diosa árbol verde, la Radiante. Cada diosa es de la naturaleza del gozo radiante y tiene una cara y dos brazos. Una planta arura tiene cada diosa en su mano derecha y un vaso adornado con varios ornamentos en su izquierda. Las cuatro diosas están sentadas con las piernas cruzadas, no en la posición del vajra completa sino en el aspecto de ofrecer respeto al Buda de la Medicina. Entonces haz esta súplica:

¡Oh! Destructor, Completo en Todas las Cualidades y Habiendo Ido Más Allá y tus cuatro diosas medicinales, por favor, pacifica inmediatamente la enfermedad que me aflige y ayúdame a evitar todas las futuras enfermedades.

Rayos de luz del color apropiado emanan de cada una de las cinco deidades hacia tu corazón. Tu corazón y tu cuerpo están llenos de luz de gozo, que purifica completamente todas las enfermedades, daños de espíritus y acciones negativas con sus impresiones.

Rayos de cinco colores irradian desde todos los poros de tu cuerpo, mientras el néctar fluye hacia abajo desde el bol de mendicante del Buda de la Medicina y desde los vasos que sostienen las cuatro diosas, llenando completamente tu corazón y tu cuerpo. Genera una fuerte recognición de que has vencido todas las enfermedades para siempre y nunca estarás enfermo otra vez.

Mientras te concentras unidireccionalmente en esta visualización, recita el mantra corto o larga del Buda de la Medicina, siete, veintiuna, ciento ocho, o más veces.




TAYATA / OM BEKANDZE BEKANDZE / MAHA BEKANDZE RANDZE / SAMUNGATE SOHA


Fuente: http://www.geocities.com/vajrayoguini/medicina.html

No hay comentarios: