23 abr. 2008

Gaia



“Quitad las sandalias de vuestros pies porque el lugar donde estáis de pie es suelo santo”.
Exodo 3:5.


Oración a Gaia.

Gran Madre, soy tu hija y te llamo.
Enséñame el coraje y la bondad y como amarme a mi misma
Ayuda a mi corazón a ser puro y a mi visión a ser clara

Enséñame a vivir sin amarguras y con perdón
Permíteme entender la naturaleza que siempre tiene la razón
Lléname con tu silencio mientras aprendo el arte de la paciencia
Enséñame sobre mi propio poder y mi propósito
Envíame tu luz mientras me guías en tu obscura cueva.

Sostenme cuando tenga miedo
Ayúdame a ver que no hay error en el universo
Solo la vida que danza.

Revélame ante mí aquel espacio sin tiempo donde la danza de la vida no tiene principio ni fin.

Lléname de grandeza mientras toco de nuevo la delicada magia que es la vida.

En mi corazón hay mucho anhelo, estoy listo para enfrentar lo que sea que tu misterio puede revelar.

AMEN.

No hay comentarios: