21 ene. 2008

Pensamiento del 22/01/2008

"Los alquimistas han presentado la preparación de la piedra filosofal como «trabajo de mujer y juego de niños».
Es preciso comprender que se trata ahí de un juego y de un trabajo muy determinados en relación con la función y la vocación de los dos principios, masculino y femenino.
El verdadero trabajo de la mujer es aquél que el hombre no puede hacer: llevar y dar a luz niños. Mientras que el «juego de niños» es exclusivo del hombre: a él le corresponde «jugar» para darle a la mujer esta semilla que ella llevará y hará madurar. Aquél que quiera penetrar en el secreto de la piedra filosofal, debe por lo tanto conocer los elementos y procesos que entran en acción cuando el hombre y la mujer conciben un hijo; y después, cuando el hijo ha sido concebido, cómo se forma en el seno de la madre. La preparación de la piedra filosofal obedece a las mismas leyes que rigen la concepción y la gestación, porque son las mismas leyes que rigen los diferentes reinos de la creación.


"Omraam Mikhaël Aïvanhov

No hay comentarios: